Gratitud jornada


 Hoy sábado hemos realizado la jornada intensiva zazen. 

El eje de la jornada a sido el proceso de parar, escuchar, aceptar y volver al silencio interno como vínculo de realización  de Hishiryo: el conocimiento nacido del silencio.

El nuevo local que acoge el dojo cumple un año. Cuando sostenemos un espacio de práctica se crea un propósito, paradogicamente para realizar el no-propósito; Mushotoku.

Gratitud para l@s asistentes y los que no han asistido. Gracias y buen zazen para tod@s

No hay comentarios:

¡ El Zen es Zazen ¡

He huido de la institucionalización y servilismo en las organizaciones sociales y religiosas, de los dogmas y ritualismos excesivos. Por est...