Intimidad

Saber escuchar a nuestro ser intimo es un gran aprendizaje. En muchas ocasiones es el inconsciente el que controla nuestras inercias, y entonces perdemos el sagrado momento de ser, “simplemente” ser desde lo que nuestro ser necesita/es.
¿Cómo podemos escuchar lo que nuestro ser íntimo necesita en cada momento? Esta es la primera pregunta que necesitamos realizar y, escuchar la voz interior, nuestrx guía sagradx.
En muchas ocasiones pasamos la vida corriendo tras metas que nos han implantado, cual implanta un programa en un sistema operativo (nuestro ser). Necesitamos pararnos y ver qué es lo que necesitamos.
Poseemos una inmaculada luz interna que como una alma gemela clama a cada instante por que la atendamos y cuidemos. Cuando nos paramos y comenzamos a mirar, atender y cuidar esta luz sagrada, parte intrínseca de nuestro ser, comenzamos amarnos profundamente y encontramos el/la amigx que nos acompaña y nos llena de amor. Aquí comienza un amor sincero con los otros seres, ya no nos moviliza la necesidad, si no la celebración del encuentro cuando se da.
Amate lo suficiente…. y la vida se abrirá ante ti, cual una flor sagrada que ilumina el universo
Anónimo

Comentarios

Entradas populares de este blog

Teiso (enseñanza) jornada del sábado 25 de mayo